Receta: Roscón de Reyes

Sin duda, los amantes de la buena comida y de los postres no pueden evitar relacionar la Navidad con el roscón de Reyes. A pesar de que podemos encontrarlo relleno de nata o chocolate, los expertos opinan que si el roscón es bueno no necesita ninguno de estos ingredientes extra, puesto que ocultan el auténtico sabor de este delicioso dulce.

Aunque podemos comprar el roscón, seguro que el casero nos sabe más rico. Nos encanta tomar roscón la noche de Reyes, pero ninguno quiere que le toque la sorpresa… ¡Porque paga el roscón del año siguiente!

INGREDIENTES:

  • 325 gr harina de fuerza
  • 50 gr mantequilla
  • 63 gr azúcar
  • 10 gr levadura fresca o 1 sobres levadura de panadería
  • 1 huevo
  • 125 gr leche
  • 40 gr agua de azahar
  • 4 gr sal
  • ralladura de limón y naranj
  • huevo batido con leche
  • frutas confitadas
  • almendra laminada
  • azúcar humedecida.

MODO DE HACERLO:

  • Hacer el pie: mezclar 3 cucharadas de leche tibia, la levadura y 2 cucharadas sopera de harina. Mover bien con varillas y dejar levar hasta que doble el volumen.
  • Poner en la máquina amasadora el resto de la harina, la mantequilla en pomada, el azúcar, la sal, los huevos, el agua de azahar, la leche, las ralladuras y el pie. Trabajar hasta que esté muy elástica. El resultado tiene que ser una masa lisa y brillante, que se despegue de las paredes del bol (si no se utiliza máquina, trabajar todos los ingredientes con las manos hasta que quede una masa tan elástica que se pueda estirar casi 50 cm sin llegar a romperse).
  • Guardar en nevera de 8 a 12 horas tapado con un trapo húmedo o papel film. Se hinchará.
  • Sacar de la nevera y darle forma de anillo sobre la bandeja de horno. Meter la sorpresa. Dejar levar a temperatura ambiente. Pintar con huevo y leche, decorar con las frutas confitadas y espolvorear con azúcar ligeramente humedecida y almendras. Hornear a 180º durante 30 minutos, aproximadamente.

¡Aquí tienes la receta! Si eres golosa, puedes rellenar el roscón con nata, trufa, crema pastelera o de almendras, e incluso aprovechar esta masa para hacer suizos o medias noches… ¿Te atreves? ¡Ya te hemos demostrado que no es difícil!